PANLEUCOPENIA FELINA: LA ENFERMEDAD MORTAL

Los expertos del ABCD recomiendan vacunaciones de refuerzo cada tres años

Haarlem, 13 julio 2006 - Normalmente un intervalo mínimo de tres años
para las vacunaciones de refuerzo es suficiente para controlar la
panleucopenia felina, según las nuevas directrices publicadas hoy por el
Advisory Board on Cat Diseases (ABCD) europeo, siempre y cuando, se
apliquen las vacunaciones iniciales según el protocolo recomendado.

La panleucopenia felina es bien conocida por haber hecho desaparecer
poblaciones locales de gatos, y se ha llegado a denominar como “la peste
felina”. Las tasas de mortalidad de este parvovirus altamente contagioso
son elevadas y pueden superar el 90% en los gatitos.

Los gatos que viven en casa también están en riesgo

Según el profesor Uwe Truyen (Leipzig, Alemania), miembro del ABCD y
especialista de reconocimiento internacional en parvovirus: “el contacto
indirecto es la manera más frecuente de que un gato se infecte, por lo que
los gatos que viven en casa también están en riesgo”.“Debido a su elevada
resistencia, el virus de la panleucopenia felina puede sobrevivir en el medio
varios meses, o incluso un año, lo que implica que los gatos no necesitan
entrar en contacto con otros gatos para infectarse”.
Protocolo de vacunación recomendado
El programa de vacunación recomendado por el ABCD para la
panleucopenia felina consiste en la vacunación del gatito a las nueve y las
12 semanas de edad, seguida de un primer refuerzo al año siguiente. Si
este programa básico se lleva a cabo de manera correcta, pueden
aplicarse normalmente vacunaciones de refuerzo posteriores a intervalos
de, como mínimo, tres años.
Sin embargo, el ABCD destaca que los anticuerpos de origen maternal
(MDA, en inglés “Maternally Derived Antibodies”) frente al virus de la
panleucopenia felina pueden persistir durante más tiempo del que se creía
anteriormente, y pueden llegar a neutralizar el antígeno vacunal,
impidiendo así la inmunización activa. En concreto los gatitos de entornos
con una alta presión infectiva, tales como refugios de gatos, o de madres
que se han vacunado de manera regular, por ejemplo en los criaderos,
pueden seguir teniendo MDAs a las 16 o incluso a las 20 semanas de
edad. En estas situaciones, se recomienda una tercera vacunación a los
cuatro meses.
En gatos adultos con un historial de vacunación desconocido, es suficiente
una única inyección seguida de una vacunación de refuerzo al año
siguiente. A partir de entonces, pueden aplicarse las vacunaciones de
refuerzo a intervalos de tres años o más.
Inmunidad del colectivo demasiado baja
“Hoy día, gracias a la eficacia de las vacunas, rara vez se observa la
enfermedad. Pero el virus sigue acechando ahí fuera y podría – y puede –
emerger ocasionalmente de manera inesperada”, añadió el profesor
Marian Horzinek (Utrecht, Países Bajos), presidente del ABCD. “Con el fin
de mantener a raya la enfermedad, el porcentaje de vacunación de
cualquier población de gatos ha de ser tan alta como sea posible, y sin
lugar a dudas más alta del 30% actual”.
A parte del tratamiento de mantenimiento (fluidoterapia, antiobióticos y
posiblemente antisueros o antivíricos), no existe ninguna “cura” para la
enfermedad, y los gatos pueden morir a pesar de los cuidados veterinarios.
Sin embargo, las vacunas disponibles actualmente en el mercado son muy
eficaces frente a la enfermedad, siempre y cuando se apliquen según el
protocolo recomendado.


Para más información y descargarse el texto completo de las directrices
sobre la panleucopenia felina del ABCD visite la web: www.abcd-vets.org
Estas pautas también dan recomendaciones para situaciones específicas
tales como gatos inmunocomprometidos, criaderos y gatos con un
tratamiento de corticosteroides.


Estas pautas sobre panleucopenia felina se adoptaron en el tercer
encuentro del ABCD, llevado a cabo en Haarlem (Países Bajos) del 8 al 9
de junio de 2006. En dicho encuentro la comisión también debatió sobre la
enfermedad producida por herpesvirus felino, para la que actualmente se
están preparando unas directrices a seguir.
Notas para los editores
- El Advisory Board on Cat Diseases europeo es una comisión independiente de 17 destacados veterinarios
de diez países europeos, expertos en inmunología, vacunación y/o medicina felina. El ABCD se constituyó
para compilar las directrices de prevención y control de las principales enfermedades infecciosas felinas de
Europa, basándose en el conocimiento científico actual.
- Para mayor información visite la web www.abcd-vets.org.
- Pueden disponer, si así lo solicitan, de entrevistas, fotos y del logo del ABCD.
- La compañía Merial de Salud Animal ha colaborado en la constitución del ABCD europeo y mantiene esta
iniciativa mediante financiación. Merial es una compañía innovadora, líder mundial que proporciona una
gama completa de productos para mejorar la salud, el bienestar y el rendimiento de una gran variedad de
animales. Para más información, visite la web www.merial.com 
Para obtener más información por favor contacte con:
- Karin de Lange - Jefe de Prensa/Prensa Veterinaria:
Teléfono: + 33 299 07 87 10
Correo electrónico l: karin.delange@abcd-vets.org 
- Mars Webb - Jefe de Comunicación/Medios de comunicación del consumidor:
Teléfono: + 44 208 835 0372
Correo electrónico: mars.webb@abcd-vets.org