CLUB VIRTUAL ESPAÑOL DEL PERRO PASTOR BLANCO


HISTORIA DEL PASTOR BLANCO

 

 

* EL PERRO EN LA HISTORIA

* ORÍGENES DEL PERRO PASTOR

* PRIMEROS PASTORES BLANCOS Y ALEMANES

* DESARROLLO DEL PASTOR ALEMÁN COMO RAZA, Y SU VINCULACIÓN CON   EL PASTOR  BLANCO

* EXPANSIÓN DEL PASTOR BLANCO Y EL PASTOR ALEMÁN

* SEPARACIÓN DEL PASTOR BLANCO Y EL PASTOR ALEMÁN

* JUSTIFICACIONES DE LA INHABILITACIÓN DEL PASTOR BLANCO

* EL PASTOR BLANCO DESDE LA DÉCADA DE LOS 70

 

 


La historia del Pastor Blanco y del Pastor Alemán están entrelazadas, y no puede explicarse la evolución de los primeros sin tener en cuenta la del segundo.

En esta página, se pretende dar a conocer datos sobre el origen y desarrollo del Pastor Blanco,  las discutibles razones que llevaron a su práctica desaparición en Europa, y su situación actual en el mundo, donde gracias a asociaciones, criadores y aficionados comprometidos, empieza a ser una variedad conocida y apreciada por sus numerosas cualidades, habiéndose logrado ya su aceptación como raza de pleno derecho en numerosos países.


EL PERRO EN LA HISTORIA

Desde la domesticación del perro hace 2000 siglos, durante la Edad de Piedra, estos animales han compartido la vida del hombre como instrumento en actividades diversas: inicialmente en la caza, y a medida que el ser humano empieza a adoptar un estilo de vida sedentario, y se va desarrollando la agricultura y la ganadería, también como ayuda para conducir y proteger el ganado.

No obstante, a pesar de que sus capacidades de trabajo son innegables,  no menos importante es su valía como compañero, y su inteligencia, fidelidad y capacidad de entrega, le han convertido en el "mejor amigo del hombre". 

  

1

ORÍGENES DEL PERRO PASTOR

Los perros de pastor más antiguos se remontan a hace más de 3000 años, y son originarios de Asia, aunque  se fueron extendiendo por toda Europa  siguiendo a las poblaciones nómadas, lo que  dio lugar a las diferentes razas existentes.

Si nos centramos en los perros  pastores, hay que tener en cuenta, que en un primer momento, estos animales se van a seleccionar por su inteligencia, resistencia, y funcionalidad, siendo el color una cuestión secundaria.

Aunque no se tiene constancia de un estándar determinado en los inicios, si se sabe que  en los territorios germanos se van distinguiendo diferentes tipos de perros para el cuidado del ganado, fundamentalmente ovino: los perros especializados en la conducción de los rebaños,-de pequeña talla-, y aquellos de debían protegerlos del ataque de depredadores como lobos u osos, que debían ser más grandes y fuertes.

En ambos casos, los perros podían tener pelo corto o largo,  orejas rectas o caídas, diferente peso o musculatura,... y por supuesto, colores variados.

La importancia que estos perros tienen es tal, que hay registros que datan de la Edad Media en la que se fijan fuertes sanciones para aquellos que causaran daños a estos animales de pastoreo.

 

 

PRIMEROS PASTORES BLANCOS Y ALEMANES

Se considera que el origen de los pastores  que hoy conocemos, está en  los cruces realizados en torno al  1877 con perros existentes en diversas zonas de Alemania. Entre ellos, pastores de Württemberg,-grandes y robustos-; pastores de Turingia ; y pastores de las dos Sajonias. 

                

                  Pastor de Turingia (año 1900)                               Pastor de Wüttemberg (año 1900)

Perro de origen turingio de pelo corto, (1900)

Esos ejemplares tenían características muy diferentes, entre ellas el color, pero ese factor no era tenido en cuenta, siempre y cuando el animal demostrara habilidad como perro de trabajo. 

Así, por ejemplo, los pastores de Turingia eran de color gris; e incluso existen algunos registros antiguos, que se atribuyen a  Konrad Gesner, en 1606, donde se muestra preferencia por los perros blancos, o de calor claro, que permitirían  que éstos no fueran confundidos por los pastores con  los lobos   durante los ataques.

Por tanto, los perros claros estaban presentes entre los ejemplares de pastoreo desde sus orígenes, e incluso existen referencias de perros blancos criados como raza pura ya antes del 1900,  en la región austriaca de Alsacia-Lorena,  que al parecer estaban destinados  al servicio de la casa real de los Habsburgo, al igual que sus famosos caballos blancos, crema, o plata, que tiraban de los carruajes reales.

No obstante, la primera  referencia gráfica fiable de la existencia de Pastores Blancos de la que se tiene constancia, data de  la exposición  de Hannover de 1882, en la que se muestran  2 ejemplares de capa clara: el macho "Kirass", de color grisáceo; y el reproductor  blanco "Greiff", (- de gran similitud con el actual pastor blanco de pelo corto-) , nacido en 1879, y perteneciente al barón Von Knigge.

Ocho años después,  hay nuevos registros  de este ejemplar, que aparece  con sus hijas "Greiffa" y "Russin". Desgraciadamente, nada se sabe de los antepasados de "Greiff", ni de lo ocurrido con esas descendientes . Tampoco se conservan  más registros gráficos  de otros pastores de color blancos de la época.

Foto de Pastor Blanco publicada en 1906;

por la fecha de publicación, puede corres_

ponder  a  una  de  las  hijas  de  " Greif f".

 

 

  

 

DESARROLLO DEL PASTOR ALEMÁN COMO RAZA, Y SU VINCULACIÓN CON EL PASTOR BLANCO

El primer club de cría del pastor alemán data de 1891, el Phylax Club, que se disolverá poco después por discrepancias internas.

Unos años después, en 1901, toma el relevo la "Verein für deutsche Schäferhunde" (SV), todavía hoy de gran importancia. En ese momento se empieza a definir las características que debe tener un buen perro de pastor: fuerte, resistente a la intemperie, de tamaño medio y orejas rectas, pelo espeso, no demasiado largo, y cola no enrollada sobre el lomo. 

En el desarrollo de la raza alemana va a desempeñar un papel fundamental el capitán de caballería Max von Stephanitz, considerado como "el padre del pastor alemán". De hecho, la historia del Pastor Alemán comienza cuando Stephanitz compra en 1899 un perro procedente de Turingia, de nombre "Hector Linksrtein", inscrito con el número 1 en el libro de cría del capitán, que le cambió el nombre por el de "Horand v. Grafrath". 


     

Horand v. Grafrath                                            Horand v. Grafrath, (tumbado), y Mari v.

                                                Grafrath (sentada detrás)

 

Se tiene constancia de que el famoso "Horand", considerado como el primer pastor alemán,  es nieto del mencionado pastor de color blanco "Greiff" . 

A partir de "Horand" se empieza una cría selectiva, fijándose las características 
morfológicas de la raza, sin que  hasta ahora se hubiera fijado  una disposición concreta respecto al color. 

De hecho, los numerosos genes blancos de ese primer alemán se transmitieron a sus descendientes, donde cabe destacar  ejemplares claros como su hijo, el campeón "Hector von Schwaben", que proviene de una línea casi blanca; o "Tell v. Kriminalpolizei", de color gris, declarado en 1910 como mejor ejemplar de la época.

Otros ejemplos, son  "Berno von der Seewiese", también descendiente en 5ª generación de "Horand", que  fue registrado en 1913 por la SV como el primer pastor alemán blanco; y la perra "Blanka von Riedekenburg", pastora blanca que en 1909  fue considerada como la mejor reproductora de la época. También  su hijo, "Erik von Grefenwerthj", fue gran campeón de la SV, y  de EEUU en 1920.

                        

           Berno von der Seewiese                                         Pastor Blanco de pelo corto  actual

 

Según los estudios, podemos concluir que en los primeros 15 años de registros, 18 de los 30 perros que influyeron en el patrón de la raza alemana, producían regularmente ejemplares claros.

  

 

EXPANSIÓN DEL PASTOR BLANCO Y EL PASTOR ALEMÁN

Desde primeros de siglo hasta la Segunda Guerra Mundial, se define ya el pastor alemán como hoy lo conocemos: grande, musculoso, y con el típico ángulo en los cuartos traseros. La raza empieza a difundirse rápidamente en Europa, especialmente en Inglaterra, y luego en otros países anglosajones, llegando a EEUU numerosos ejemplares.

El pastor de color blanco va a vivir un proceso de expansión paralelo, y aquí, hay que tener en cuenta que en esos primeros años no se distingue entre las dos variedades; a todos los efectos, tanto los ejemplares oscuros como los blancos son considerados simplemente pastores alemanes. 

Así, aunque el primer pastor blanco fue llevado a EEUU en 1906, no obtuvo buenos resultados en las exposición de Nueva York de 1908, y "Mira von Offingen", (- así se llamaba ese primer ejemplar -), fue devuelta a Alemania sin que llegara a registrarse en el libro americano del pastor alemán.

Unos años después, vuelven a llegar al país perros pastores descendientes de "Horand", esta vez en 1912, gracias a Ana Tracy, que crea en Nueva York la primera Asociación del Pastor Alemán de América, y en 1917, la AKC (American Kennel Club) registra el primer pastor de color blanco propiedad de Ana Tracy, de una camada procedente de esos perros importados por ella.

En el desarrollo de ambas variedades en EEUU, también va a jugar un papel importante  la labor de Geraldine Rockefeller, de New Yersey, conocida criadora de la época, que va a trabajar tanto con líneas  tanto blancas como de color oscuro.

Durante la década de los 20,por tanto, se importan regularmente ejemplares europeos, tanto blancos como de color, llegando a ser esta raza muy popular en  Norteamérica. 

En lo que respecta a Canadá,
no está tan claro el momento en que llega el primer pastor de color blanco. Solamente se tiene constancia de que el primer perro procedente de Alemania se registra en 1919, pero dado que no se indica el color del animal en los registros hasta 1959, es imposible determinar cuando llegó el primer pastor de manto claro.

Si se sabe, no obstante, que la 1ª asociación canadiense del pastor alemán fue creada en 1922 por  H. B. Boyd . Los primeros datos certeros sobre los pastores blancos, no se tienen en el país, por tanto,  hasta después de la 2ª Guerra Mundial.

  



SEPARACIÓN DEL PASTOR BLANCO Y EL PASTOR ALEMÁN

A pesar que desde el comienzo de la cría de la raza han convivido ejemplares de ambos tipos, no es menos cierto que era bien conocida el rechazo de Max von Stephanitz hacia perros de color único, -ya fuera éste negro o blanco-, puesto que a su entender, daba aspecto de "llanura" al animal. 

Ese hecho no ha sido impedimento, sin embargo, para que haya habido criadores que han apreciado la belleza de los perros blancos, que han luchado por la continuidad de la raza, desarrollando programas de cría buscando su reconocimiento como variedad independiente.s con el gen responsable del color blanco de la capa.

Este rechazo que empieza a desarrollarse en Alemania hacia los perros claros, no tiene sólo una explicación genética; también tiene  un fuerte componente político. Dado que el pastor alemán es una animal utilizado en la guerra, el partido Nazi comienza a controlar  la SV, y ante la idea de que el pastor blanco es un animal "enfermo" o "con taras", empiezan a interferir en las resoluciones de la organización, impulsando medidas para erradicar "el problema", llegándose incluso a matar a los cachorros claros nacidos en las camadas. El mismo Stephanith fue amenazado con la reclusión en un campo de concentración de no colaborar con ellos, y de hecho, fue destituido en 1935, un año antes de su fallecimiento.

Lamentablemente, esa percepción errónea va creciendo, y se va a a mantener incluso después de la Segunda Guerra Mundial, desapareciendo paulatinamente del Continente los ejemplares de color blanco. 

También se van a recrudecer las críticas  de  los criadores del pastor tradicional en el continente americano,  aún a pesar de que  en los años 50 y 60, el Pastor Blanco va adquiriendo gran popularidad en EEUU y Canadá, especialmente gracias a la televisión.

Se llega así al momento de la ruptura definitiva entre las dos variedades, cuando en 1959 se fija en el estándar oficial del pastor alemán la inhabilitación de los ejemplares que tengan un 50% del manto, o más, de color blanco, considerándose ésta como una falta grave que descalifica al animal para la competición;  y de nuevo se revisa el estándar del pastor alemán en 1967, reafirmándose la inhabilitación del color blanco, publicándose un año después. 

Tras esta prohibición, en USA empiezan a crearse las primeras asociaciones para promover el pastor blanco como raza independiente; la primera de ellas en 1964, en Sacramento (California).

En conclusión, puede decirse que no deja de ser chocante esta decisión cuando desde el comienzo de la cría de la la raza  en el siglo XIX, y muy especialmente en las décadas de lo 40 y 50, se criaban perros blancos de manera habitual, y de hecho, según estudios de la época, el 90% de los ejemplares poseían el gen recesivo responsable de dicho color.

  


JUSTIFICACIONES DE LA INHABILITACIÓN DEL PASTOR BLANCO

Como ya se ha mencionado, la prohibición se plantea en aquel momento como un intento de acabar con algunos "defectos" que se estaban empezando a detectar de forma importante en la raza, tales como despigmentación en uñas, piel y trufa rosada, y ojos claros, que se asociaban al gen que produce el manto blanco.

Las razones para que se tomara esta decisión son, cuanto menos,  peculiares.

En primer lugar, se pensaba que como perros de trabajo, el color claro podía ser un impedimento. Si originariamente su función principal era la guía de rebaños de ovejas, se indica que el color blanco no es bueno porque haría difícil distinguir al perro de las ovejas a guiar, o impediría su localización en la nieve.

En contrapartida a esta opinión podemos decir que resulta curioso que precisamente el color blanco haya sigo el elegido en ejemplares de otras razas de perro pastor, como el Kuvasz o Maremmano, precisamente porque podía facilitar distinguir a animal del lobo, depredador natural de las ovejas. 

Así mismo, el color blanco no parece haber sido un impedimento en la cría de los Montaña de los Pirineos, ni siquiera a pesar de la presencia de nieve gran parte del año en su zona de origen.

Como perro de policía o en tareas de defensa, el rechazo del color blanco no tenía que ver con las capacidades de estos ejemplares, sino con el hecho de que un perro de ese color es mas fácilmente visible de noche por posibles delincuentes.

Los mismo ocurre con su utilización como perros guía: se trata de evitar su uso porque ejemplares de color claro podían se mas difíciles de mantener limpios, y podría ser engorroso para el amo tener que estar preocupándose por mantener su ropa libre de pelos blancos del perro.

Analicemos ahora las razones fisiológicas del rechazo de estos ejemplares: Se asociaba en aquel momento el color blanco del manto con la despigmentación en uñas, trufa o piel, con ojos claros, e incluso con defectos como ceguera o sordera congénita. Estudios posteriores han ido demostrando que estas taras no tienen que ver con el gen que produce el color blanco del manto, sino con el albinismo. Además, está el hecho de que se pensaba que cruzar ejemplares oscuros con otros blancos podía derivar en que el color general se "diluyera" y con el tiempo, los ejemplares nacidos irían perdiendo brillo en los colores del manto.

En definitiva: estas "justificaciones" hablan por sí solas. Basta con aplicar la lógica para ver la poca validez de estos planteamientos.

    



EL PASTOR BLANCO DESDE LA DÉCADA DE LOS 70


Progresivamente se van a ir creando otros en los años 70, como el Club del Pastor Blanco de Canadá, y el primer club australiano, (fundado en 1976).

En ese mismo momento vuelven a Europa los primeros ejemplares de América e Inglaterra, donde nunca se interrumpió su crianza, y comienza a popularizarse la raza, sobre todo en el norte del Continente, e incluso en Alemania, donde llegan los primeros ejemplares importados en 1978.



En los 80, y a petición de criadores y aficionados, se logró superar en Canadá la prohibición para presentar en el circuito de exposiciones a los ejemplares blancos. Hasta el momento, en USA y Canadá los pastores blancos son inscritos en los registros de raza como pastores alemanes; esto se mantiene hasta 1982, año en que se logra el reconocimiento del Pastor Blanco como raza independiente, con el nombre de Pastor Blanco Americano-canadiense.

En los años 90, empiezan a desarrollarse exposiciones de pastores blancos a nivel internacional, y paralelamente, van surgiendo numerosas asociaciones en todo el mundo.

En 1991 se crea la Asociación Suiza de Pastores Blancos (GWS) en Suiza, y se define el primer estándar de raza, reconociéndose el Pastor Blanco como raza independiente en el país.

En 1992 el pastor blanco es aceptado como raza independiente en la República Checa.

En 1995 se reconoce provisionalmente al Pastor Blanco como raza independiente en Holanda, creándose en 2 de enero de 1995 la WHVN, que es una de las asociaciones que europeas que cuenta con un mayor número de miembros. No obstante, no será hasta mayo del 2000, cuando se logra en ese país la aprobación definitiva de la raza por el Kennel Club "Raad van Beheer" holandés, adoptándose el nombre oficial de "Pastor Blanco".

En 1996 se reconoce la raza en Dinamarca.

El 14 de abril de 1999 es reconocida por el United Kennel Club; y el 26 de junio de ese mismo año, por el ÖKV-FCI en Austria, donde hay unos 20 criadores, y unos 500 ejemplares con líneas de sangre reconocidos desde la fecha.

En el 2000 se crea la Asociación Australiana del Pasto Blanco (AWSA), y ese mismo año se reconoce también como raza independiente en Noruega y en Suecia.

El 9 de diciembre del 2001, la raza es reconocida el Sudáfrica, y también en Eslovenia ese mismo año.

A pesar de todo ello, siguen siendo los EEUU y Canadá los países en los que hay una mayor presencia de ejemplares de esta raza, donde según estadísticas, se registran unos 5000 nacimientos cada año.


 

INICIO