RESUMEN
CONCLUSION

Un mal diagnóstico, tira por tierra los esfuerzos realizados durante muchos años de selección.

El diagnóstico erróneo, conlleva a utilizar o no, un ejemplar en forma equivocada para la crianza.

Ya sea incorporando genes displásicos o evitando criar con un ejemplar que en realidad está libre de displasia.

 

   
Español English
CV Dra. M.Durán