Inicio  » Baul  » Bioseguridad en la industria animal y el cambio climático

Bioseguridad en la industria animal y el cambio climático

Autor

Veterinaria.org

Fecha de publicación

25/09/2010

Resumen



El planeta tierra cada vez protestará  con más fuerza y violencia con sus desastres naturales como respuesta a  la indiferencia y negligencia de los gobiernos y la población para protegerla y defenderla. Los desastres naturales consecutivos al cambio climático deben obligar a nivel mundial el implantar normas de  BIOSEGURIDAD para proteger tanto la salud humana,  como la animal y vegetal.

Artículo

 El planeta tierra cada vez protestará  con más fuerza y violencia con sus desastres naturales como respuesta a  la indiferencia y negligencia de los gobiernos y la población para protegerla y defenderla.


+++++++++++


Los desastres naturales consecutivos al cambio climático deben obligar a nivel mundial el implantar normas de  BIOSEGURIDAD para proteger tanto la salud humana,  como la animal y vegetal.


++++++++++

En este año  2010, a nivel mundial,  se están viendo los peores desastres naturales  de los últimos 50 años.


En Pakistán una quinta parte de su territorio está  bajo las aguas y se esperan serias epidemias.


Rusia, Portugal, España, además de las fuertes olas de calor soportan  incendios forestales a veces difíciles de controlar por los vientos.

El planeta tierra cada vez protesta más violentamente en diferentes formas por el irresponsable tratamiento que le esta dando el hombre.


Recordemos,   el tsunami en diciembre del 2004 que asoló el sudeste asiático.

En agosto del 2005 el huracán Katrina que arrasó a New Orleans y parte de las costas del Golfo de México.


En el actual momento las avalanchas de lodo en China, debido a las largas, prolongadas y   torrenciales lluvias.


Los impresionantes incendios forestales en Rusia que han calcinado más de 3.000 kilómetros cuadrados de bosques, miles de hectáreas de cultivos de trigo, cebada y centeno y ocasionado la muerte de un incontable número de animales.


Por esta razón  ha suspendido las exportaciones de estos productos y todo parece indicar que le va a tocar importarlos para controlar el alto precio que ha adquirido el pan.


Tanto Rusia como otros países del continente europeo están soportando las consecuencias de las nubes tóxicas por el humo que desencadenan  no solo serios  problemas de salud. y que  agudizan el calentamiento global.


En el Polo Norte se desprende el trozo de hielo más grande de los últimos 50 años, un  glaciar de 260 kilómetros cuadrados que  se encuentra flotando a la deriva con riesgos de derretirse para aumentar así el nivel del mar.


En Portugal también se queman los bosques con incendios forestales peores que los registrados en los años 2003 y 2005, igual desastre ecológico están viviendo España y Brasil.


En Polonia y la República Checa igualmente se inundan los campos.


Todo lo anterior debido al cambio climático que parece no importarle a nadie ni a los gobernantes de los países más poderosos que en pomposas y promocionadas reuniones de dos o tres días no sugieren medidas de aplicación  inmediatas y aplazan las mismas para discutirlas  posteriormente en futuros encuentros  dos a o más años más tarde.


Así mismo tampoco parece importarle a la población en general que continúa irresponsablemente cometiendo toda clase de atropellos  que afectan la naturaleza.


Además de los riesgos ocasionados por los fenómenos naturales, tanto el humano como  cualquier especie animal están en forma permanente expuestos a riesgos biológicos, químicos y físicos.


A medida que crece la población (humana y animal), se aumenta  la temperatura global, se incrementan los riesgos y la bioseguridad no va paralela lo cual debe interpretarse  como un preocupante retroceso en todas las medidas preventivas para la salud humana y animal.

 

.¿Qué entiende por BIOSEGURIDAD?



 

Este término se descompone en dos partes: BIO=Vida, SEGURIDAD=Protección. 


Las definición más común de bioseguridad que se encuentra en la literatura generalmente se refieren a Clínicas, Hospitales,  Centros y Consultorios Médicos y Odontológicos, Puestos de salud municipales y de aeropuertos, Laboratorios, Profesionales de la Salud..


Las mismas en muchos casos se aplican en un 100% para algunas  industrias animales como la avicultura.


He aquí algunas de dichas  definiciones:


DEFINICIONES DE  BIOSEGURIDAD

-- Un conjunto de medidas organizadas que comprenden y comprometen el elemento humano, técnico y ambiental, destinado a proteger a todos los actores y al medio ambiente, de los riesgos que entraña la práctica odontológica.

-- Se define Bioseguridad como el conjunto de normas o actitudes que tienen como objetivo prevenir los accidentes en el área de trabajo, es decir, a disminuir el potencial riesgo ocupacional. También se puede definir como el conjunto de medidas preventivas que deben tomar el personal que trabaja en áreas de la salud para evitar el contagio de enfermedades de riesgo profesional.

-- Las normas de bioseguridad están destinadas a reducir el riesgo de transmisión de microorganismos de fuentes reconocidas o no reconocidas de infección en Servicios de Salud vinculadas a accidentes por exposición a sangre y fluidos corporales

--  Conjunto de medidas y normas preventivas, destinadas a mantener el control de factores de riesgo laborales procedentes de agentes biológicos, físicos o químicos, logrando la prevención de impactos nocivos frente a riesgos propios de su actividad diaria, asegurando que el desarrollo o producto final de dichos procedimientos no atenten contra la seguridad de los trabajadores de la salud, pacientes, visitantes y el medio ambiente.


-- La bioseguridad es un concepto relativo a la prevención de enfermedades, que incluye tanto la entrada de éstas a un predio (infección), como su salida (diseminación). Ésta debe ser practicada por todos los propietarios de aves de planteles industriales de carne y huevos.


En lo referente a la Industria animal en general (bovina, porcina, caprina, ovina, entre otras) estas definiciones no son claras ni especificas por que se refieren exclusivamente a habitas urbanos, sin considerar que las instalaciones de dichas explotaciones están en el campo en las cuales además de llegar posibles agentes infectocontagiosos se presentan infinidad de riesgos naturales imposibles de controlar.


Por tal razón debe omitirse el concepto en el sentido que BIOSEGURIDAD es solo el evitar que a una instalación industrial animal  lleguen agentes infectocontagiosos y que si esto ocurre se difundan a otras instalaciones similares. 


Con mucha frecuencia se desconocen infinidad de riesgos físicos inherentes a la naturaleza: vecindad de las instalaciones a un río, laguna, construcción de las mismas en terrenos quebrados que favorecen avalanchas y derrumbes, el sembrar árboles al pié de las mismas que  permiten la caída de ramas, semillas o recibir rayos. 

Los riesgos naturales no siempre están en la vecindad de las instalaciones, a veces se encuentran a muchos kilómetros de las mismas: tornados, erupciones volcánicas, vendavales, inundaciones, derrumbes, entre otros.


Significa lo anterior la protección PERMANENTE de la vida Humana, Animal o Vegetal, que tiene como fin  prevenir,  controlar y eliminar los factores de riesgo biológicos, físicos, químicos  y naturales que puedan afectar tanto  a un establecimiento en si,  como a los vecinos y a los de  toda una región.


Debo advertir que esta definición, muy personal,  se sale de las tradicionales porque en ellas generalmente se consideran solo los riesgos biológicos y para justificar la misma pongo solo unos pocos ejemplos:


Con la síntesis de esta definición debe quedar claro que, en lo que respecta a la salud animal,  el concepto de BIOSEGURUIDAD no es solo el evitar que a una instalación lleguen agentes infectocontagiosos y que si esto ocurre se difundan a otras instalaciones similares. 


Es tan importante hoy en día defender y proteger la vida que dentro de la ingeniería ya existe y se pone en práctica el término Bioconstrucción.

Fuera de considerar que se deben emplear materiales no contaminantes, ni tóxicos,  para aquellas obras nuevas (edificios, casas, auditorios, estadios, etc.) se tienen en cuenta muchos factores: que sean antisísmicas, más salidas de emergencia, ascensores de mayor capacidad y más seguros, mejores sistemas de alarmas, ventilación  e iluminación, pisos no resbaladizos, escaleras más amplias y con sistemas automáticos de iluminación, sistemas de mensajes durante la evacuación mediante los cuales se solicita tranquilidad, lavamanos  que impidan la contaminación de las manos.


Por no tener en cuenta justamente algunas medidas en la construcción, ampliación o reformas en las construcciones, galpones, establos, porquerizas, apriscos, han terminado en el suelo, matando a sus animales, por malos diseños, por emplear materiales en su construcción no adecuados o de mala calidad.


En el mundo instalaciones avícolas, ganaderas y de otra naturaleza, construidas en terrenos quebrados, han sido totalmente destruidas por derrumbes como consecuencia a la  acción de fuertes inviernos.

 

 

Los rayos, su mayor daño lo producen ya en las plantas eléctricas o en los transformadores, alterando por completo el normal funcionamiento de los diferentes equipos automáticos.

Grandes pérdidas económicas se han originado por inundaciones presentadas en  establecimientos localizados a la orilla de un río, lago o laguna. 

 

<!--[endif]-->      <!--[if !vml]--><!--[endif]-->  

Estas fotografías muestran la magnitud de una inundación presentada en una granja avícola construida en un terreno plano con un nivel más bajo de un río vecino el cual se desbordo como consecuencia de un fuerte invierno. Murieron ahogados 60.000 pollos.

Miles de animales de diferentes especies han muerto porque en su sitio de explotación almacenan  plaguicidas, detergentes, combustibles, entre otros químicos.

Así mismo, especialmente en granjas avícolas, se ha originado grandes incendios debido a la explotación de los cilindros o tanques de gas utilizados durante la crianza.

Más variados y dramáticos  ejemplos se pueden mencionar y todos ellos se deben precisamente a la falta de un análisis previo de las normas de bioseguridad sin que estas causas sean estrictamente biológicas.

Ustedes se habrán enterado de la campaña mundial y del llamado a la población para que se laven las manos con la mayor frecuencia posible como una conveniente medida de BIOSEGURIDAD. 

¿Han pensado alguna vez sobre el riesgo a que se exponen cuando consumen un helado, galleta, dulce, fruta o cualquier otro comestible, después de haber colocado sus manos para apoyarse en la banda trasportadora de una escalera eléctrica en un centro comercial o edificio,  en las barras metálicas de un transporte masivo, cuando abren la puerta de un baño público, cuando cuentan dinero,  sin que se hayan lavado las manos? 

Una recomendación de lógica y sentido común es el que cuando tomen la escalera eléctrica apoyen más bien los codos en la banda transportadora.  

Lavarse las manos después de realizar estas y muchas otras faenas es simple y  llanamente aplicar normas de BIOSEGURIDAD.  


Esta operación de lavarse las manos frecuentemente es igualmente válida en toda la extensión de la palabra, en todas y cada una de las diferentes actividades a desarrollar en cualquier explotación animal.


Por esta razón es recomendable que en las mismas sus propietarios instalen dispensadores de jabón y las facilidades correspondientes para que los diferentes operarios cumplan con este elemental requisito.

 

<!--[endif]-->      <!--[if !vml]--><!--[endif]-->  <!--[if !vml]--><!--[endif]-->  

Piensen y reflexionen en el sentido que la población humana crece cada vez más, hoy somos 7.500 millones de habitantes, cada año habrá más de 80 millones de personas y dentro de 20 años será, aproximadamente, 9.000 millones de seres, de todas las nacionalidades.


Piensen y reflexionen así mismo que para atender las demandas alimenticias de una población tan creciente igualmente deben crecer todas las industrias animales.


Piensen y reflexiones  las consecuencias que  origina el cambio climático, cada vez más imposibles de controlar


Vale la pena conocer, según la ONU,  algunos datos de interés para reforzar y reflexionar aun más los riegos a que se verá sometida tanto la población humana como animal a medida  que pasan los años.


Los diez países más poblados del mundo y su concentración de habitantes por kilómetro cuadrado:


Millones de habitantes:


India 1.775 (491); China 1.330 (147); Estados Unidos 310 (42); Indonesia 243 (151); Brasil 201 (26); Pakistán 185 (410); Bangladesh 156 (1.545); Nigeria 153 (313); Rusia 140 (7); Japón 127 (269) 


El 82% de la población mundial actual vive en países subdesarrollados.


90% de los nacimientos tendrán lugar en los próximos 40 años en países pobres.


Bacterias ultra resistentes a los antibióticos

Fuera de lo anterior he aquí una noticia verdaderamente preocupante. Un artículo divulgado en la última edición de la revista científica The Lancet tiene en guardia a  todo el mundo: la NDM-1 es un gen que se encuentra en ciertas bacterias, como la Escherichia coli y la Klebsiella pneumoniae, confiere  a estas bacterias una múltiple resistencia a la mayoría de los antibióticos.


El primer caso fue identificado por primera vez en 2009 en un paciente sueco, que había sido hospitalizado en India.


Las bacterias con el gen ya llegaron al Reino Unido procedentes de India y Pakistán, donde algunos pacientes se habían sometido a cirugías estéticas.


Las bacterias ultraresistentes también ha sido reportadas en Estados Unidos, Canadá, Holanda y Australia.


La preocupación de las autoridades sanitarias es porque esto representa una amenaza para la salud pública mundial  debido a que las bacterias viajan con las personas no solo de uno a otro continente sino también de un país a otros cada vez en forma más frecuente e incontrolada.


Este es un típico caso en que para controlar la difusión de estas peligrosas bacterias y otros agentes infectocontagiosos de tal riesgo tanto para la salud humana como animal, se imponen en forma drástica la enseñanza, divulgación y aplicación de normas severas de bioseguridad.

REFERENCIAS: Rivera, García, Oscar. 2005. Bioseguridad en la Industria Avícola.


actaodontologica.com/ediciones/2003/3/conceptos_bioseguridad.asp


rincondelvago.com/bioseguridad.html


infecto.edu.uy/prevencion/bioseguridad/bioseguridad.htm


bioseguridad-utem.blogspot.com/

 

Autor: Oscar Rivera García  M.V.Z de la Universidad de Caldas egresado en el año, 1957. Asociado Decano de la Asociación Colombiana de Médicos Veterinarios y Zootecnistas Especialistas en Avicultura (AMEVEA). Gestor y Coordinador del PRIMER CONGRESO COLOMBIANO E INTERNACIONAL  DE ZOONOSIS. Manizales-Caldas-Colombia-Septiembre-2008. Exdocente de las Facultades de M.V.Z. de las Universidades La Salle y San Martín, Bogotá. Miembro Corporación RED Salud Pública Veterinaria (SPVet). Miembro Asociación Veterinarios Vida Silvestre (VVS). Docente del Aula Virtual Veterinaria de Veterinaria.org, España, en cursos de Bioseguridad y Zoonosis.

 



Comentarios