INSTITUTO DE TERIOGENOLOGÍA

Cátedra de Reproducción Animal

Área de Caninos y Felinos Domésticos

Facultad de Cs. Veterinarias. Universidad Nacional de La Plata. 60 y 118. CC296.

 

 

Indice

 

Áreas de Trabajo

Información de contactos

Pasantías para Profesionales

Cursos y Talleres para Graduados por invitaciones locales

_____________________________________

 

Areas de Trabajo

 

Ginecología, andrología, obstetricia

Asesoramiento de servicio y reproductivo en general

Citología vaginal

Determinaciones hormonales: T4, cortisol, E2, P4, GH, PRL

Neonatología y Alteraciones del crecimiento

Vaginoscopía

Inducción no hormonal de celo

Interrupción no hormonal de la gestación

Tratamiento médico de la piómetra canina

Prolongación reversible del anestro en la perra

Inseminación artificial

Prolongación del anestro en la perra

 

 

Ir al principio

_____________________________________

Información de contactos

 

Cristina Gobello, DVM

E-mail: cgobello@fcv.medvet.unlp.edu.ar

 

Yanina A. Corrada, MV

gcorrada@netverk.com.ar

 

Gervasio L. Castex, MV

glcastex@hotmail.com

 

 

Ir al principio

_____________________________________

 

Pasantías para Graduados

"Fisiopatología de la reproducción en caninos y felinos domésticos"

Plan de pasantía. Cátedra de reproducción animal. instituto de teriogenología

 

Objetivos

Direccionales

Actualizar e incrementar los conocimientos de la fisiopatología reproductiva de los caninos y felinos domésticos.

 

Operacionales

Cognitivos:

Psicomotores:

 

Los mencionados objetivos se alcanzarán, mediante la realización de las actividades posteriormente propuestas.

Programa

Contenidos

 

Actividades previstas

 

CARGA HORARIA

Carga horaria semanal: a convenir con el Director

Carga horaria total: 70 horas.

 

RECURSOS

 

PROCESOS EVALUATIVOS

Evaluaciones parciales

El Director llevará un registro semanal donde constará una apreciación conceptual del grado de avance de los objetivos psicomotores y operacionales consignados.

Evaluación final

Práctica: atención de un paciente con un problema reproductivo.

Escrita: aprobación de una prueba objetiva.

 

Arancel

Esta Pasantía es arancelada.

 

 

Para mayor información dirigirse a:

cgobello@fcv.medvet.unlp.edu.ar

 

 

Ir al principio

_____________________________________

Cursos y Talleres para Profesionales por invitaciones locales

 

Cursos y talleres (temas a convenir) para Graduados en el Área de Reproducción de Pequeños Animales.

 

 

Para mayor información dirigirse a:

cgobello@fcv.medvet.unlp.edu.ar

 

Ir al principio

_____________________________________

La Cátedra de Reproducción del Instituto de Teriogenología de la Facultad de Ciencias Veterinarias de La Plata brinda una serie de servicios en el área de reproducción de caninos y felinos domésticos, los cuales pretenden ser complemento y apoyo de la práctica privada.

 

¿Por qué complemento de la práctica privada?

Porque algunos de los servicios prestados son poco convencionales aún y a los mismos pueden acceder todos los veterinarios interesados en ellos.

¿Cuáles son esos servicios?

 

¿Por qué se habla de apoyo a la práctica privada?

Porque el veterinario privado dedicado a los caninos y felinos que necesite de alguno de estos estudios puede dirigirse él mismo a la Facultad o derivar a su paciente para ese estudio. Al recibir el Instituto de Teriogenología un paciente con la solicitud del veterinario, se realiza el estudio requerido y se entrega el informe para ser presentado al veterinario de cabecera del animal.

Se trabaja con la entera convicción de proteger la práctica privada, y esto se logra a través de :

 

El Instituto también ofrece PASANTÍAS para Profesionales, con Certificado de Aprobación extendidos por la Facultad de Ciencias Veterinarias.

 

Volver

 

_____________________________________

 

Estudios complementarios y protocolos terapéuticos en reproducción canina y felina

Yanina Corrada; Cristina Gobello

Cátedra de Reproducción Animal. Instituto de Teriogenología (UNLP)

gcorrada@netverk.com.ar; cgobello@fcv.medvet.unlp.edu.ar

Estudios complementarios son aquellos que solicita el Profesional Veterinario para ayudarle a arribar a un diagnóstico preciso y confiable (diagnóstico definitivo). Algunos de los mismos utilizados en reproducción canina y felina son:

Entre los protocolos empleados en reproducción se pueden citar:

Los estudios complementarios y los protocolos permiten entre otras cosas realizar un asesoramiento reproductivo correcto, ya sea para realizar servicios naturales o por inseminación artificial con alto grado de éxito, logrando además mayor número de cachorros por camada y mayor cantidad de camadas por año, como así también para diagnosticar y tratar adecuadamente diversas alteraciones del aparato reproductor.

Volver

 

_____________________________________

Determinaciones hormonales en los pequeños animales

Dra Yanina Corrada*; Dr Gervasio Castex*; Dra Cristina Gobello*

Las hormonas son sustancias producidas por las glándulas endócrinas quienes las secretan al torrente circulatorio para regular diversas funciones del organismo. Así, un aumento o disminución en la producción de éstas produce cuadros clínicos de muy variadas características que sólo el profesional sabrá reconocer. Las enfermedades endócrinas pueden ser la causa primaria de problemas de piel, cardíacos, neurológicos, hematológicos, gastrointestinales, reproductivos y de obesidad, entre otros tantos.

Las determinaciones hormonales de laboratorio son la herramienta más confiable con las que cuenta el veterinario para el diagnóstico de estos problemas. Por otro lado, existen pruebas funcionales de estimulación o supresión hormonal que permiten diagnosticar la presencia de tejido ovárico post castración, de testículos intra abdominales y en general arribar al diagnóstico definitivo de las distintas enfermedades hormonales sospechadas (Hipo/hipertiroidismo, hipo/hiperadrenocorticismo, hipo/hipergonadismo, etc). Las determinaciones hormonales también poseen un rol central en el asesoramiento con respecto al momento óptimo de servicio de una hembra y en el diagnóstico de infertilidad.

Por último, las determinaciones hormonales, sin diferir en su costo del resto de los exámenes complementarios, deben ser realizadas por laboratorios que trabajen con las correspondientes especies animales, ya que los datos provenientes de laboratorios de medicina humana no siempre resultan válidos.

Lecturas complementarias:

-Gobello, C; Goya .R. Hipotiroidismo canino. Revista del Colegio de Veterinarios de la Prov.de Buenos. Aires: Boletín Veterinario. Nº 7. 11-14. Mayo 1998.

-Gobello, M.C.; Brown, O; Ronderos, J. Determinaciones hormonales. Analecta Veterinaria. Vol. 18 Nº 1-2. 71-81. Diciembre 1998.

-Gobello, C; Corrada, Y; Goya .R. Determinación de tiroxina sérica en caninos de La Plata y alrededores. Revista del Colegio de Veterinarios de la Prov.de Buenos. Aires: Boletín Veterinario.Nº 9. 12-15. Octubre 1998.

-Gobello, M.C. Estro paradójico en la perra y en la gata. Selecciones Veterinarias.Vol.III.Nº5. Diciembre de 1995.

*Facultad de Ciencias Veterinarias (UNLP)

 

Volver

 

_____________________________________

Hormona del crecimiento canina (GH)

Dra Corrada Yanina; Dra Gobello Cristina

Cátedra de Reproducción Animal, Fac. Cs. Veterinarias. UNLP

La hormona del crecimiento canina (GH: del nombre inglés canine Growth Hormone) es secretada por la hipófisis, una glándula conectada a la base del cerebro. Su función mas importante es regular y ayudar, junto a otras hormonas, al desarrollo del organismo. En las últimas décadas, se ha avanzado mucho en el estudio de la GH, como así también en las alteraciones producidas por su carencia o exceso en distintas etapas de la vida del animal. La incorporación de laboratorios de investigación capacitados para realizar su medición, contribuyó al esclarecimiento de enfermedades que tiempo atrás fueron catalogadas como "idiopáticas" (enfermedades de causa desconocida).

La carencia de GH (hiposomatotrofismo) en el cachorro se denomina "enanismo pituitario" o "dwarfismo", debido a que el carácter predominante, y fácilmente distinguible por el propietario, es la baja estatura corporal. Esta afección, de tipo congénito, comienza a hacerse evidente a partir de los 2-3 meses de vida. El cachorro hasta esa edad es "uno más" de su camada, a excepción de un retraso en la erupción de los dientes. No es sino a partir de los 2-3 meses de vida que comienzan a notarse las diferencias respecto de sus hermanos: estos comienzan paulatinamente a superar al cachorro en estatura. A medida que el tiempo transcurre las diferencias se hacen cada vez mayores, sumado al hecho que pueden asociarse otros signos clínicos, como por ejemplo rasgos faciales inmaduros, persistencia del lanugo (pelo de cachorro), atrofia testicular en machos y ausencia de celo en hembras, problemas en la piel como por ejemplo: caída del pelo (alopecia) simétrica en ambos lados del cuerpo (tronco, cuello y proximal de extremidades), oscurecimiento dérmico (hiperpigmentación), seborrea e infecciones (piodermias).

El hiposomatotrofismo también se presenta de manera adquirida, y generalmente afecta a perros adultos jóvenes. Se denomina "dermatosis sensible a GH", ya que el carácter predominante son las alteraciones producidas en el pelo y la piel, semejantes a las alteraciones dérmicas observadas en la afección congénita. El exceso de GH (hipersomatotrofismo) se presenta exclusivamente en animales adultos y se denomina "acromegalia". La excesiva producción de GH ocasiona un incremento anormal de diversos tejidos del organismo. Entre los signos mas comúnmente observados se encuentran: incremento del tamaño corporal, agrandamiento facial (por incremento del tejido óseo), formación de pliegues excesivos en la piel, fatiga, intolerancia al ejercicio, jadeo, estridores inspiratorios (debido al incremento del tejido blando), poliuria (aumento de la cantidad de orina), polidipsia (aumento de la ingestión de líquidos), polifagia (aumento de la ingestión de comida), hipertricosis (incremento del número de pelos).

Cuando el Veterinario Clínico tiene un diagnóstico presuntivo de hipersomatotrofismo o hiposomatotrofismo debe realizar su confirmación por medio de sencillas pruebas diagnósticas: "prueba de estimulación de GH con xilazina", o "prueba de supresión de GH con glucosa".

Como conclusión se puede afirmar que la accesibilidad económica de las citadas pruebas y la aparición de laboratorios capacitados para medir GH canina, representan un avance de gran importancia en endocrinología canina, pero fundamentalmente un aval confiable para el diagnóstico del Veterinario Clínico canino.

 

Volver

 

_____________________________________

Preguntas frecuentes de Reproducción.

Cristina Gobello, Yanina Corrada

¿Qué es la vaginoscopía?

Es la visualización de la mucosa vaginal por medio de un vaginoscopio. El mismo es un tubo rígido de aproximadamente 30 cm de largo provisto de fibras ópticas y de una fuente de iluminación. La vaginoscopía sirve para ver los cambios de la mucosa vaginal a lo largo del ciclo reproductivo como así también las alteraciones de la misma, y es una herramienta de gran importancia en el asesoramiento del servicio.

¿La citología vaginal permite conocer la fecha de ovulación?

No. Sólo se utiliza para conocer el mejor momento para realizar las determinaciones hormonales de progesterona o de hormona luteinizante. También se la utiliza (como complemento de otros estudios) para diagnosticar infecciones vaginales y/o uterinas, y cuando se tiene la incertidumbre sobre la ocurrencia o no de un servicio (por ejemplo una perra que se escapó de su domicilio en celo), ya que la presencia de espermatozoides en un frotis vaginal confirma el hecho (aunque la ausencia de los mismos no lo descarta). Es decir que la citología vaginal es un estudio que, aunque sencillo es solamente orientativo.

¿Para que sirven las determinaciones hormonales?

Para determinar por ejemplo la fecha de ovulación de una perra mediante la medición de los niveles de las hormonas progesterona o luteinizante en sangre. La fecha de ovulación a su vez sirve para decidir el mejor momento para servir a la hembra, y para conocer la fecha de parición de la misma.

En caso de trastornos reproductivos se puede medir el nivel de tiroxina (hormona producida por la glándula tiroides) en sangre, cuya hipofuncionalidad causa problemas reproductivos

¿Qué es la inducción de celo?

Es el desencadenamiento de un nuevo ciclo estral. Se puede realizar con hormonas o con otras drogas. Está indicado en ausencia de ciclos o cuando el propietario quiere aumentar el número de camadas por año.

¿Existe alguna contraindicación para la inducción del celo?

Sí. Está contraindicado cuando existe alguna enfermedad reproductiva subyacente, por lo cual es muy importante realizar un estudio completo de la perra antes de iniciar el tratamiento.

¿Qué beneficio se obtiene con la realización de un espermograma?

Conocer la calidad fecundante del semen de un reproductor, como así también determinar alteraciones reproductivas tales como enfermedades prostáticas, obstrucción epididimal, eyaculación retrógrada, etc.

¿En qué casos es conveniente realizar inseminación artificial?

Es conveniente en razas problemáticas para realizar un servicio natural, como por ejemplo el Basset Hound, en aquellos animales que tengan "impotencia coundi" (imposibilidad de realizar la monta) como sucede en animales con trastornos locomotores, dolor de columna, etc, pero que tienen una muy buena estirpe reproductiva, o cuando la hembra presenta alguna alteración del comportamiento o de la conducta que haga que el servicio natural sea imposible.

 

Volver

 

_____________________________________

Inducción de celo en la perra

Dra. Cristina Gobello; Dra. Yanina Corrada

Cátedra de Reproducción Animal. Instituto de Teriogenología (UNLP)

gcorrada@netverk.com.ar; cgobello@fcv.medvet.unlp.edu.ar

La inducción farmacológica no hormonal del celo en la perra es un método que permite al veterinario mejorar la eficiencia de los planteles reproductivos a su cargo desencadenando por medio de un tratamiento un ciclo estral (celo). Este método, ampliamente usado en Europa, ha desplazado la tradicional inducción hormonal. Considerando que hay perras que tienen normalmente celo cada 8-10 meses (intervalo interestro) los periodos sin camadas de cachorros disponibles resultan, muchas veces, muy largos para el criador. A la vez, existen épocas del año consideradas poco propicias para la venta de cachorros como, por ejemplo, los meses de verano. Pero qué sucede si una reproductora (que tiene intervalos interestros de 10 meses) entra en celo en septiembre? Si se sirve a esta perra los cachorros entran a la venta en enero. Sería razonable entonces pasar por alto este celo y esperar al del año siguiente. ¿Resulta este procedimiento económicamente rentable para el criador?. Considerando que sucediera esto en una sola hembra del criadero, seguramente esperar el próximo celo sea correcto. Pero la realidad no es tan sencilla, y generalmente ocurre que cuando una perra entra en celo, el resto de hembras que están con ésta también lo hacen (sincronización natural de celo). En estos casos, la inducción del ciclo estral resulta sumamente útil. Podemos decidir no esperar a septiembre (en la hembra del ejemplo) e inducirla para que tenga el celo más tempranamente. De esta manera los cachorros entrarían a la venta en una época más favorable. Este procedimiento marca la diferencia entre un manejo rentable de otro que no lo es.

La inducción no hormonal de los ciclos estrales produce un celo tal cual como lo tendría una hembra que entra en celo de manera natural. En contraposición a los protocolos hormonales (cuyos resultados son muy variables), los resultados obtenidos son muy exitosos. Es importante destacar que la reproductora a ser inducida debe gozar de un buen estado de salud y no tener ninguna causa de infertilidad subyacente. La inducción no hormonal también puede usarse como tratamiento de la pubertad retrasada o de la falta de ciclos (anestro primario y secundario respectivamente).

Continuando con ejemplos reales supongamos que, como dijimos anteriormente, al entrar una hembra en celo el resto de hembras se "sincronizan" con esta y también entran en celo. Sirviendo a todas las hembras habrá exceso de cachorros para la venta en una determinada época del año, mientras que en otras no habrá cachorros para vender. En este caso, podemos realizar una "desincronización" de celos. Consiste en separar a las reproductoras en grupos e inducirles celo en diferentes épocas. Esta metodología asegura tener cachorros a todo lo largo del año, incrementando inclusive el número de los mismos en aquellas épocas más beneficiosas para la venta.

Como conclusión podemos afirmar que la inducción no hormonal de celo otorga al Profesional una posibilidad de manejar las épocas de parición de los animales y emparejar la distribución de cachorros para la venta a lo largo del año, considerado en base a la conveniencia del criador. Es decir que maximiza la eficiencia del criadero, y por ende su rentabilidad. Es de resaltar que la medicación utilizada no provoca ninguna alteración en la salud general ni en la reproductiva de la hembra canina.

*Se encuentra disponible en la Cátedra de Reproducción Animal de la Facultad de Ciencias Veterinarias de La Plata para los profesionales las drogas utilizadas para los protocolos de inducción de celo así como también el asesoramiento técnico necesario.

 

Volver

 

_____________________________________

Interrupción de la preñez no deseada en la perra

Dra. Cristina Gobello, Dra. Yanina A. Corrada

Cátedra de Reproducción Animal. Instituto de Teriogenología. Facultad de Ciencias Veterinarias (UNLP)

cgobello@fcv.medvet.unlp.edu.ar; gcorrada@netverk.com.ar

 

La interrupción de la gestación no deseada en la perra es un motivo de consulta frecuente en la clínica diaria canina. Generalmente el propietario acude al Veterinario con la presunción de que su perra en celo fue servida, ya sea al escaparse ésta de su domicilio o al ingresar perros machos al mismo. ¿Cómo proceder si no se desea que la perra tenga cría?

Si no se observó el servicio, debe considerarse en primer lugar las probabilidades de que la hembra realmente haya sido servida. Como el servicio canino es muy largo si la hembra se escapó del domicilio solo 5 minutos las probabilidades que en ese lapso haya ocurrido un servicio son escasas, la situación cambia si se escapó 30 minutos o mas. La presencia de espermatozoides en un frotis vaginal realizado por el veterinario al poco tiempo de haber ocurrido el "servicio" confirma el hecho, si bien la ausencia de los mismos no lo descarta. Por último, se debe considerar y analizar detalladamente una serie de datos, como por ejemplo el momento del ciclo estral en que se encuentra la hembra, edad y fertilidad anterior entre otros, para tener una idea aproximada sobre las probabilidades que la perra haya quedado o no preñada. Si las probabilidades de que haya quedado preñada son elevadas puede decidirse por:

Interrupción quirúrgica de la gestación: se logra mediante la eliminación de los ovarios y/o útero (ovario/histerectomía). Debido a que la perra queda excluida de por vida de la reproducción (esterilización) resulta una buena elección para hembras mestizas o no usadas para la cría.

Interrupción médica hormonal de la gestación: se realiza al poco tiempo de haber ocurrido el servicio cuando aun no se cuenta con la confirmación de la preñez. Suele provocar graves efectos colaterales como piómetra (infección grave del útero con acumulación de pus en su interior) y cuadros hemorragíparos que arriesgan no solo el futuro reproductivo sino también la vida de la hembra.

Interrupción médica no hormonal de la gestación: es la alternativa mas razonable y usada en otros países. Sus efectos colaterales son transitorios (minutos) y se realiza luego de la confirmación del diagnóstico de gestación ya que estadísticas indican que menos del 50 % de las hembras quedan preñadas después de un único servicio.

El propietario entonces debe elegir entre interrumpir quirúrgicamente la gestación consciente de que anula todo futuro reproductivo de su animal, hormonalmente una "supuesta preñez" con los riesgos que esto conlleva, o esperar a confirmar que su perra realmente esté preñada y someterla luego a un protocolo médico no hormonal de interrupción de la gestación que no afectará el futuro reproductivo ni la propia vida de su reproductora.

 

Volver

 

_____________________________________

Tratamiento médico de la piómetra en la perra

Yanina Corrada; Gervasio Castex; Cristina Gobello

Cátedra de Reproducción Animal, Facultad de Ciencias Veterinarias (UNLP)

gcorrada@netver.com.ar; glcastex@hotmail.com; cgobello@fcv.medvet.unlp.edu.ar

La piómetra es una enfermedad hormonal del útero de la perra que cursa con una complicación infecciosa. La progesterona, hormona que alcanza altos niveles sanguíneos luego del celo, es la principal responsable de esta frecuente entidad patológica. A veces, la piómetra aparece también luego de tratamientos hormonales. El resultado es la acumulación de una colecta de pus dentro de la luz uterina, lo que provoca un paulatino deterioro del estado general de la perra pudiendo llevarla a la muerte.

El tratamiento tradicional de esta entidad es el quirúrgico, el cual consiste en la remoción del útero y ovarios. Este procedimiento señala desde ya, el final de la vida reproductiva de la hembra, situación especialmente frustrante cuando se trata de una perra reproductora. Los avances científicos en el entendimiento de la fisiopatología de la piómetra permiten, actualmente en muchas ocasiones, el manejo medico de la misma brindando la posibilidad de evitar la cirugía.

El tratamiento medico consiste en bloquear el efecto de la progesterona con medicación específica (antiprogestágenos) y favorecer la expulsión del contenido purulento uterino con otro tipo de drogas (análogos sintéticos de las prostaglandinas). Cabe destacar que para poder llevar a cabo exitosamente el tratamiento medico la perra no debe encontrarse en un grado avanzado de la enfermedad.

En resumen, el tratamiento quirúrgico sigue siendo la única opción en perras viejas o cuando el animal presenta un deterioro importante en su estado general. En tanto, el tratamiento medico es de elección en: perras sin grave deterioro del estado general ni enfermedades orgánicas (cardiopatías, diabetes mellitus, insuficiencia hepática o renal) previas y hembras reproductoras (ya que preserva su futura vida reproductiva) o cuyo propietario desea evitar la cirugía. Como conclusión decimos que el advenimiento de drogas especificas para bloquear la progesterona en el tracto genital de la perra se vislumbra como el comienzo de una nueva etapa para un viejo problema: la piómetra canina.

Volver

 

_____________________________________

Prolongación reversible del anestro en la perra

Yanina Corrada; Gervasio Castex; Cristina Gobello

Instituto de Teriogenología, Facultad de Ciencias Veterinarias de La Plata

Una inquietud frecuente en los propietarios de hembras caninas es como evitar que esta entre en celo. Este problema no solo se limita a los propietarios de hembras mestizas sino también a aquellos de propietarios de perras de raza, quienes desean que su reproductora no entre en celo por un periodo variable, conservando su potencial reproductivo intacto. Hasta el momento existen dos alternativas posibles: el tradicional método hormonal de interrupción de los ciclos estrales o la bien la castración quirúrgica.

Los métodos hormonales son totalmente desaconsejables debido a los graves y conocidos efectos colaterales que producen en el animal, como por ejemplo las predisposición a infecciones uterinas graves (piómetra) y elevación del riesgo a sufrir neoplasias mamarias entre otros. Contrariamente a esto, la castración quirúrgica disminuye todo riesgo de infección uterina y neoplasias mamarias, aunque también con el transcurso del tiempo favorece la aparición de obesidad, incontinencia urinaria además de anular de manera irreversible el futuro reproductivo de la perra. Esta ultima situación resulta no aceptable para un propietario que desea, en un futuro próximo o lejano obtener cachorros de su reproductora.

Un método alternativo se vislumbra como una manera efectiva y desprovista de efectos colaterales para prolongar el estado de anestro (estadío sin celo) en la perra. Este método es de sencilla aplicación, de manera semejante a la de un microchip, se coloca debajo de la piel sin necesidad de anestesia alguna. Además, es totalmente inocuo para la vida reproductiva futura y salud general de la hembra. Una vez finalizado su efecto, la hembra vuelve a entrar en celo pudiendo con ello, retomar su función de reproductora durante el tiempo que lo desee el propietario.

En síntesis, se cuenta con nuevas alternativas, ideal para propietarios que no desean que su perra entre momentáneamente en celo y que a su vez no quien cohibir permanentemente la vida reproductiva de su hembra preservando la salud y eficiencia reproductiva futura.

 

*Se encuentra disponible para los Profesionales toda la información técnica necesaria y la provisión sin costo de la medicación.

TE: 221-425-2155

cgobello@fcv.medvet.unlp.edu.ar

gcorrada@netverk.com.ar

glcastex@hotmail.com

 

Volver

_____________________________________

Última revisión: 06/03/01