INFORMACION SOBRE APRENDIZAJE DE EJERCICIOS DE OBEDIENCIA PARA PERROS

 

 

Todos los ejercicios que un perro empieza a aprender, deben realizarse, en las primeras sesiones, en un lugar tranquilo donde no haya elementos de distracción para el animal, ya que, de no ser así, le costaría mucho trabajo concentrarse en lo que se le está enseñando. Debe estar relajado y tranquilo, para lo cual es conveniente haberle dado un pequeño paseo previo pero que no le suponga un cansancio físico importante. La relación de afectividad con el "guía" que  es la persona que le enseña a realizar los ejercicios, debe ser de mutuo cariño y confianza. Quien más fácilmente puede lograr esta relación es un miembro de la familia del can, si bien existen excelentes profesionales del adiestramiento que hacen su trabajo a la perfección. Si se decide elegir dejar nuestro perro en las manos de un entrenador profesional, es importante asesorarse convenientemente por un veterinario especializado en tratamiento de problemas de conducta y comportamiento pues un adiestramiento inadecuado puede dejar secuelas muy difíciles de eliminar. Si Ud. desea que nosotros le recomendemos un buen profesional póngase en contacto enviando un e mail a a.delgado@colvet.es

Es conveniente saber la diferencia que hay entre ayuda y corrección. La primera es una manipulación que se realiza durante las primeras sesiones en la enseñanza de un ejercicio determinado ya que el alumno (perro), no sabe lo que significa la orden y tenemos que ayudarle a adquirir la posición ordenada. En cada ejercicio diremos cuál es la ayuda utilizada. Una corrección es una manipulación que ejercemos sobre el perro cuando sabemos que ha aprendido a ejecutar la orden dictada pero no ha obedecido, no la ha hecho bien o, simplemente no la ha hecho lo rápido que nosotros le exigimos que la haga. A este respecto dependerá de lo exigente que sea cada persona.

Es importante saber que el perro es un animal social, o sea que necesita imperiosamente vivir en manada y, por lo tanto, si se siente sólo buscará de forma activa la relación con los seres vivos que viven más cerca. Nosotros debemos aprovechar esta circunstancia para los ejercicios de obediencia, pues el cariño que le mostremos cuando haga los ejercicios bien será el mejor premio que le gustará recibir, más incluso que una golosina o un juguete.

Hay razas que han sido seleccionadas genéticamente para conseguir, preferentemente en el plano deportivo, una mayor perfección en la realización de los ejercicios. Entre ellas están el Pastor Belga variedad Mallinois y el Pastor Alemán. Si desea recomendación sobre criadores de cualquier raza en la que esté interesado contácteme en a.delgado@colvet.es

El collar mostrado a la izquierda de la imagen es denominado de estrangulamiento. Debe usarse por guías experimentados o profesionales del adiestramiento, ya que un uso inadecuado por parte de manos inexpertas, podría ocasionarle lesiones en el cuello al animal o, en el mejor de los casos, un perro habilidoso podría quitárselo bajando la cabeza y caminando hacia atrás hasta que, por gravedad, se cayera. El collar del centro es un collar de cuero de 2,5 centímetros de anchura muy apropiado para un perro de tamaño mediano que puede utilizar incluso un guía poco experimentado. El collar de la derecha es denominado de castigo porque tiene unas piezas metálicas que, cuando el guía quiere corregir una conducta inapropiada del perro, tira de la correa, ocasionando que estas piezas presionen la piel del animal de forma homogénea alrededor de su cuello imitando la forma de reprender, que tiene la madre, a sus cachorros, cuando les muerde el cuello ante una conducta que es inadecuada. Es un collar que sólo se debe utilizar en perros con fuerte temperamento por parte de guías o profesionales muy experimentados, ya que se pueden conseguir los dos efectos antagónicos, es decir, o bien un sometimiento completo con postura de sumisión, o bien una respuesta agresiva en forma de ataque como consecuencia de lo que él entiende como una agresión. Si desea cualquier recomendación sobre material de adiestramiento o accesorios en general, contácteme en a.delgado@colvet.es

A continuación le presentamos enlaces que le explicarán como enseñar a un perro a realizar varios ejercicios básicos de obediencia y cuáles son los problemas más frecuentes que se pueden presentar en función de los diferentes caracteres de perros que existen.

 

Enseñanza del ejercicio "sentado" Enseñanza del ejercicio "echado"

 

Enseñanza de la llamada Enseñanza del ladrido